Comerse los mocos

© Eric Kilby. You can pick your friends... but you shouldn't pick your nose this wayJirafa comiéndose los mocos

Comerse los mocos, un comportamiento llamado mucofagia, es común en los niños. Todos pensamos que comerse los mocos es malo, pero algunos médicos piensan que proporciona beneficios para el cuerpo humano. 1 Sin embargo, este comportamiento está mal visto por la mayoría de culturas y sociedades. La mucofagia es una fuente de burla y de entretenimiento en los medios de comunicación.

Argumentos a favor

© MyBiggestFan. diptych - when no one is lookingJoven comiéndose los mocos

El profesor Dr. Friedrich Bischinger, un médico austríaco especializado en pulmones, dice que hurgarse la nariz y comer los mocos es saludable por dos razones:

  • Con el dedo se puede llegar a lugares que no se puede llegar con un pañuelo, manteniendo la nariz mucho más limpia.
  • Comer los restos secos de lo que saca es una gran manera de fortalecer el cuerpo del sistema inmunológico. La nariz es un filtro en el que se recoge una gran cantidad de bacterias, y cuando esta mezcla llega a los intestinos funciona al igual que un medicamento.

Argumentos en contra

La mayoría de los médicos piensan que lo mejor es simplemente evitar los gérmenes, es decir, no comerlos para evitar enfermar.

Los riesgos potenciales para la salud de la mucofagia son debidos a la destrucción potencial resultante de la acción de hurgarse la nariz, y los gérmenes en los dedos y en el moco. Hurgarse la nariz puede causar la destrucción de la vía aérea superior, así como otras lesiones incluyendo perforación del tabique nasal, y hemorragia nasal.

Recursos externos

Referencias

  1. Bellows, Alan (2009). A Booger A Day Keeps The Doctor Away: A Medical Doctor Describes the Health Benefits of Nose-Mining. Alien Hand Syndrome: And Other Too-Weird-Not-To-Be-True Stories. Workman Publishing. pp. 28–30. ISBN 978-0761152255.