Remedios para eliminar los mocos

Beber té es uno de los mejores remedios naturales para los mocos

Una nariz que gotea puede ser molesto e incómodo, pero suele desaparecer por sí sola.  En la mayoría de los casos el tratamiento de la rinorrea no es necesario y se cura por sí sola, sobre todo si es el síntoma de una infección. A veces, una nariz que moquea indica un problema más serio.

Algunos remedios para un bebé con congestión nasal son usar un vaporizador, administrar gotas de solución salina, eliminar el exceso de moco con una pera de goma, y elevar de la cabeza del bebé cuando duerme. Leer más →

Remedios caseros

Para los casos generales, sonarse la nariz puede deshacerse de la acumulación de moco. Para aliviar la acumulación de mocos en la garganta y la nariz, pruebe algunos de estos remedios:

  • Beber líquidos. El consumo regular de agua es uno de los mejores remedios naturales. Ayude a su cuerpo a limpiar la mucosidad al beber agua cada hora durante todo el día. Puede optar por complementar la ingesta de líquidos con jugo y té.
  • Inhalar vapor de agua. El vapor ayuda a aflojar la mucosidad en el pecho, la nariz y la garganta. Hierva una olla de agua y mezcle unas gotas de aceite de eucalipto. Mantenga su cara sobre la taza y respire el vapor durante varios minutos. Típicamente, el aceite de eucalipto se puede encontrar en la mayoría de supermercados o farmacias.
  • Usar un humidificador. Use un humidificador cuando esté en casa, y especialmente durante la noche, mientras duerme. El aire seco y cálido es más molesto que el aire húmedo cuando ciertas enfermedades son responsables del aumento de la producción de moco. Leer más →
  • Hacer gárgaras con agua salada. Hacer gárgaras ayudará a aliviar la garganta. Mezcle una cucharada de sal con agua y haga gárgaras con la mezcla.
  • Beber té de hierbas. El té caliente ayuda a calmar la garganta irritada. Prepare una taza de té de hierbas con miel y tómelo lentamente. El calor ayudará a romper el moco en la garganta mientras que la humedad del agua y la miel relajará su esófago irritado. El té de manzanilla, jengibre o limón es especialmente útil para deshacerse de la mucosidad.
  • Consumir jengibre y ajo. El jengibre y el ajo ha sido usado desde la antigüedad para tratar los síntomas del resfriado por sus propiedades antibacterianas naturales.
  • Comer alimentos picantes. Los alimentos picantes rompen el moco en la nariz y acelerar la recuperación de los resfriados. El chile, rábano picante o wasabi pueden proporcionar alivio.
  • Irrigación nasal. 1 La irrigación nasal consiste en el enjuague de la cavidad nasal regularmente con agua salada o soluciones salinas compradas en la farmacia. Leer más →

Medicamentos

Hay medicamentos para el resfriado que pueden aliviar los síntomas como la congestión nasal. La toma de medicamentos sin receta médica y la recomendación de un médico debe ser evitado.

  • Pastillas para la tos de mentol. Estas pastillas de venta libre para la tos son buenas para deshacerse del moco en la garganta y los pulmones.
  • Expectorantes. Son medicamentos que trabajan para aflojar la mucosidad en la nariz y la garganta, y le ayudarán a toser y expulsarla de su cuerpo más fácilmente. Muchos están disponibles sin receta en las farmacias, mientras que algunos pueden ser recetados por un médico.
  • Descongestionantes. Los aerosoles nasales vasoconstrictores pueden ser utilizados para reducir la inflamación de las fosas nasales, pero puede llegar a ser contraproducentes después de varios días de uso, causando rinitis medicamentosa. Leer más →
  • Antihistamínicos. Para los casos de secreciones nasales causadas ​​por la acumulación de histamina, varios tipos de antihistamínicos se pueden obtener de forma relativamente barata de las farmacias. Para algunas personas, los tipos más antiguos de los antihistamínicos pueden ayudar a aliviar los estornudos y secreción nasal de un resfriado. Leer más →

Evitar los irritantes

Algunas cosas que se deben evitar por completo con el fin de limitar la producción de mucosidad y disminuir la obstrucción, ya que irritan las vías respiratorias y el tracto digestivo.

  • No fumar. La inhalación del humo de los cigarrillos, cigarros u otras drogas puede empeorar considerablemente la condición de la garganta y los pulmones. El humo interfiere con la capacidad del cuerpo para sanar rápidamente, además de aumentar en gran medida la cantidad de moco que su cuerpo está produciendo.
  • Evitar la exposición a gases y productos químicos peligrosos. Los productos de limpieza del hogar, esmaltes, vapores de pintura y otros productos químicos agravan las afecciones respiratorias e incrementan los niveles de moco. Mantenga las ventanas abiertas para que el aire fresco entre en su casa, mantenga los irritantes aislados, y evite los lugares que es probable que estén presentes, tales como bares o tiendas de pintura.
  • No comer productos lácteos. Todos los productos lácteos, como la leche, queso, yogur o helado contienen una proteína que se solidifica y crea más moco en su cuerpo.
  • Evitar los alimentos fritos. Los alimentos fritos muy grasosos hacen difícil que el moco en su cuerpo se rompa.
  • Tratar de no comer carne. La carne tiene vínculos con la producción de moco, por lo que no es la mejor opción consumirla durante un resfriado.
  • Evitar los alérgenos alimentarios. Una alergia o sensibilidad a un alimento pueden producir y espesar el moco. Si su problema moco es crónico y no relacionado con una enfermedad, podría valer la pena a hacerse la prueba para saber si una alergia alimentaria puede ser la causa. Los alérgenos alimentarios más comunes son lácteo, trigo, soja, nueces, mariscos.

Referencias

  1. Aubrey, Allison (Febrero de 2007). “Got a Runny Nose? Flush it Out!”. NPR. Consultado el 20 de noviembre de 2014